Control de la distribución de material publicitario

distribution

El control de la distribución de material publicitario es una de nuestras principales áreas de intervención.

Las empresas más importantes de venta masiva al por menor invierten en octavillas, folletos y catálogos, por lo que es esencial organizar una supervisión eficaz e independiente, y producir informes claros, objetivos y bien documentados.

La falta de controles en el área de distribución de puerta a puerta implica el riesgo de que los métodos de entregas no cumplan con los requisitos iniciales, además de la posibilidad de que algunas áreas se cubran de manera errónea, o que simplemente no se cubran. Tampoco se puede descartar que en algunos casos el material se acabe tirando o se venda como papel usado.

Gracias a una extensa red de operadores especializados, en Clexidra podemos operar en cualquier parte del país para realizar controles eficaces y de alta calidad, además de informes personalizados según las necesidades de cada cliente, incluso en proyectos complejos.

Enviamos a nuestros inspectores a diario a las zonas de interés para evaluar la eficacia y la forma de funcionamiento de las distribuciones, pero también podemos realizar una comprobación a posteriori, mediante entrevistas en la zona después de la fase de distribución (control ex-post).

 

Para evitar lagunas, malgasto e irregularidades

A petición previa, a través de nuestros servicios de control podemos comprobar:

– La cobertura y compleción de la distribución

– El cumplimiento de los itinerarios programados

– La coherencia de la programación en relación con los movimientos de stock

– La ubicación del material entregado (uso de espacios para correo individuales, comunes, etc.)

– La correspondencia de las cantidades solicitadas en las áreas comunes con respeto al número de familias residentes

– La existencia de copias entregadas fuera de los buzones (en el felpudo, en las rejas de las puertas, o de cualquier otra manera irregular)

– La presencia de señales que prohíban el reparto de publicidad

– La presencia de material sin vigilancia (como carros o paquetes de folletos en la calle)

– La presencia de posibles combinaciones con otros folletos o catálogos no autorizados

– Otras entregas incorrectas (por ejemplo, exceso en el número de copias, material atado, empaquetado, etc.)

– Las entregas en edificios que se deben evitar (estudios, asociaciones, empresas, etc.)

– Distribuciones realizadas en condiciones climatológicas adversas, con el resultado de que el material se estropee por la lluvia, etc.

Para obtener más información, póngase en contacto con nosotros sin compromiso.

 

Comments are closed